NOVEDADES

Enfrentar la adversidad

Es natural morir; es parte de la vida. Comprenderlo es difícil, duro y triste. Sin embargo, es la realidad: vivimos para morir algún día. Ante este hecho irremediable es importante ser realistas, pues es la única forma de entender lo que sucede cuando un ser querido muere. Además, es la forma de conservar el optimismo y recuperarse ante la adversidad.

Recuperar la armonía familiar

Cuando ocurre una muerte en la familia cada miembro expresa su dolor y vive el duelo de una forma particular. Es posible que no se comuniquen entre ellos como antes debido al suceso. Sin embargo, la comunicación es fundamental para recuperar la armonía en el entorno y superar la muerte.

El velatorio, una calmada despedida

La costumbre de velar a los que han muerto se remonta a la época medieval. En ese tiempo los familiares solían mantener el cadáver por un lapso de tres días en casa, solo que sin la preparación anti descomposición actual. Lo hacían para descartar la catalepsia, un estado que era provocado por el estaño presente en utensilios de cocina, platos y otros objetos.

Repatriación de restos humanos

Cuando una persona fallece lejos de su país de origen los familiares pueden solicitar la repatriación de su cuerpo o cenizas. Consiste en el traslado a través de los permisos pertinentes concedidos por las autoridades del país donde ha ocurrido el hecho.